Paola Olmedo y su hijo, pillados en una clínica pidiendo ayuda urgente